big_robot_splash

Dentro de nuestro laboratorio en el bosque lluvioso, encontramos una nueva criatura llamada Tití.

Es un pequeño mono robótico dispuesto a jugar y ayudar a los niños para mejorar sus habilidades STEAM (del inglés Science, Technology, Engineering, Art+Design and Mathematics; STEM + Art/Design = STEAM) y promover el pensamiento computacional utilizando la herramienta de programación TITIBOTS.

Tití tiene una gran variedad de amigos: monos, delfines, pájaros, mariposas, ranas, tortugas, serpientes, cocodrilos, peces, tiburones, entre otros. Todos ellos trabajan en equipo (colaborando) para solucionar desafíos que se presentan en su hábitat dentro de la herramienta de programación TITIBOTS Colab.

Visión

Visualizamos un mundo donde la niñez, desde edades tempranas, pasen de ser simples usuarios a ser creadores de tecnología, utilizándola como herramienta en su educación para desarrollar habilidades claves del Siglo XXI de forma divertida y dinámica .

Misión

Nuestra misión es proveer de herramientas tecnológicas a la educación infantil para que los niños se preparen para las carreras del futuro, aprendiendo de forma divertida y dinámica conceptos de las áreas STEAM.

Nuestra Historia

RainforestLab se funda con el fin de crear herramientas tecnológicas a la educación infantil, para que la niñez, desde edades tempranas, pasen de ser simples usuarios a ser creadores de tecnología; utilizándola como herramienta en su educación para desarrollar habilidades claves del Siglo XXI de forma divertida y dinámica.

Nuestra empresa nace a partir de la investigación doctoral de nuestra CEO, Dra. Kryscia Ramírez Benavides, realizada en el Posgrado en Computación e Informática de la Universidad de Costa Rica, con énfasis en Informática Educativa. Así mismo, se cuenta con la alianza de la Fundación Omar Dengo, quien formó parte de la investigación doctoral desde el inicio como colaboradora y evaluadora del proceso.

Cuando la Fundación Omar Dengo le propuso a nuestra CEO la necesidad de una herramienta de programación y robótica para la educación preescolar, ya que no existían en ese momento; ella se dio a la tarea de investigar y proponer un prototipo que cumpliera con los requisitos planteados. La investigación siguió avanzando, proponiendo y mejorando prototipos, los cuales fueron evaluados por expertos en educación y niños de preescolar.

El resultado final de esta investigación fue la creación de dos herramientas móviles de programación de robots, que apoya el aprendizaje de los niños entre 3 y 6 años sobre conceptos STEAM (del inglés: Science, Technology, Engineering, Art+Design, and Mathematics) de forma lúdica.

El personaje de estas herramientas de programación es un mono, específicamente, un mono tití (mono ardilla). Se escogió debido a que es un animal representativo de la fauna de Costa Rica, y se quería usar la belleza natural característica de nuestro país. Además, los monos son animales divertidos y graciosos, que gustan mucho a los niños. Se tiene un personaje virtual en la herramienta y los robots utilizados se disfrazan de monos.

El robot Tití vive en nuestro laboratorio que se encuentra en el bosque lluvioso del Parque Nacional Manuel Antonio. Tití tiene una gran variedad de amigos: monos, delfines, pájaros, mariposas, ranas, tortugas, serpientes, cocodrilos, peces, tiburones, entre otros. Todos ellos trabajan en equipo (colaborando) para solucionar desafíos que se presentan en su hábitat.

Al tener al mono tití como personaje principal y usar las herramientas para que los niños aprendan a programar robots, se decidió poner como nombre a las herramientas TITIBOTS (versión individual) y TITIBOTS Colab (versión colaborativa), donde: TITI por el mono tití, BOTS por robots, y Colab por colaborativo.

Ambas herramientas fueron diseñadas para introducir y promover en los niños el desarrollo del pensamiento computacional y la colaboración a través de la programación de robots mientras juegan, incentivando en los niños el desarrollo de habilidades blandas y técnicas. Asimismo, involucrar a los niños de edad preescolar con la programación, antes de que incluso hayan aprendido a leer, y con ello estimular el desarrollo del pensamiento lógico-matemático y la abstracción.

Así los niños, desde muy temprana edad, tendrán la oportunidad de involucrarse en un ambiente de aprendizaje lúdico que les permite desarrollar habilidades para poder resolver problemas simples de forma organizada, llevando a cabo actividades lúdicas y colaborativas. Los estudiantes al ver cómo los diferentes robots cobran vida y ejecutan las soluciones que ellos proponen, aprenden a ver la tecnología, la robótica y la programación como herramientas creativas y experimentan las recompensas de comprensión y realización. La metodología de enseñanza-aprendizaje se basa en la experimentación. Los niños aprenden jugando, y para este propósito se les plantean desafíos que deben resolver a través de la programación del robot.

Beneficios de TITIBOTS y TITIBOTS Colab

Habilidades técnicas

  • STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte+diseño y matemática)
  • Pensamiento computacional
  • Programación
  • Robótica
  • Pensamiento lógico-matemático
  • Resolución de problemas
  • Autocorrección

Habilidades blandas

  • Colaboración
  • Trabajo en equipo
  • Comunicación
  • Creatividad
  • Liderazgo
  • Adaptabilidad